En las últimas entradas tratamos la importancia de las redes sociales en el ámbito profesional, esta vez queremos despejar dudas con respecto a la necesidad de tener o no tener un blog profesional para tu negocio.

Escribir un blog mejora tu popularidad o imagen de marca, permite que te acerques a clientes potenciales y aumentes ventas de manera indirecta. Por supuesto necesitas las redes sociales como herramienta de difusión, así que tener blog no excluye tener presencia en Facebook o Twitter, de hecho, tener blog las enriquece. Según un informe de Hubspot, cada usuario en Internet visita una media de 5-10 blogs por día, y el 40% de las empresas de EEUU utilizan el blog en su estrategia de marketing.

Tener un blog implica tener una página web que deberás actualizar periódicamente con entradas de la temática referida a tu negocio y con algunas confluyentes que puedan aportar valor a tu empresa. Si tienes un restaurante, puedes hablar de gastronomía de tu zona, de los vinos, de la cerveza… pero también puedes hablar de protocolos, de recetas internacionales, etc. Elige una temática y céntrate en ella pero no te olvides de las colindantes, ¡lo harán mucho más interesante!

Hacer tu propia web puede resultar más fácil de lo que crees con plataformas como WordPress, eso sí, contrata un hosting primero. Tener un blog es fácil y barato, lo que más necesitarás es tiempo y tener las ideas claras, al principio puede que te cueste pero luego irás encontrando inspiración en cualquier parte (habla la experiencia).

Lógicamente, lo más importante de tener un blog es crear feedback, que comenten tus publicaciones, tanto con buenas como malas críticas, y obtengan respuestas de tu parte, hará que tu blog sea interesante y se corra la voz.  Las empresas con un blog obtienen un 55% más de visitas a su web.

 

¿Por qué necesitas un blog? Pues porque es la única forma real de demostrar a tu público los conocimientos y experiencia que tienes en tu sector y que por tanto te convierten en un gran profesional. Es necesario que marques la diferencia con tus competidores directos, sin dejar de aportar a tus clientes un contenido de valor que les ayude en sus problemas y necesidades. Te verán más cercano, transmitirás pasión por tu trabajo y empatizarás con tus lectores mediante tu página.

¿Para qué lo necesitas? Las redes sociales en si mismas son un gran medio de atención al cliente, pero también una gran herramienta para atraer tráfico hacia tu web principal. Recuerda que lo que publicas en Facebook, es de Facebook, y así con todas las redes sociales, pero lo que publiques en tu página web te pertenece, es de tu propiedad, y así quedará reflejado, aunque lo enlaces a las redes sociales, seguirá siendo tuyo.

¿Necesitas más razones? Te las resumo en 8, aunque hay muchas más:

  1. Notoriedad: Construye presencia online, aumenta tu visibilidad y diferencia tu empresa de la competencia.
  2. SEO: Integrar un blog en tu página web ayuda a posicionarte de manera natural en los motores de búsqueda. Google es un gran amigo de los contenidos relevantes y prioriza las webs que actualizan de manera asidua. Esto junto con un buen uso de técnicas de SEO permitirá encontrar tu página en los primeros resultados.
  1. Reputación: Demostrarás la experiencia que tienes en tu campo y podrás llegar a ser reconocido/a como líder de tu sector.
  2. Fidelización: Mejorarás tu relación con los clientes y te acercará a ellos de una forma más humana y personal, ganarás su confianza proporcionando contenido de valor mientras conoces sus opiniones sobre tus productos.
  3. Humanización: La mejor manera de dar a conocer tus valores como profesional y los valores de tu empresa. Tus clientes podrán conocer la filosofia de tu marca a la vez que sienten que son escuchados y valorados.
  4. Atracción: Conseguirás atraer a más posibles clientes, cuánto más público tienes, más probabilidad de compras o contacto.
  5. Networking: Podrás conocer a más profesionales de tu sector e intercambiar ideas y por qué no, hacer negocios.
  6. Email marketing: El blog te permite atraer subscriptores a los que podrás enviar más información de manera personal y ofrecer servicios y productos especialmente pensados para ellos.

En definitiva, y para ser un poco más pesados, lo más importante es que seas constante y que lo tengas planificado. Si no corres el riesgo de que tus lectores no vuelvan o pierdan el interés a la larga.

Y tú, ¿qué opinas?, ¿tienes experiencia en blogs?, ¿tu empresa tiene uno?

Anímate a comentar y lo debatimos :)

Por favor, si te ha gustado este artículo no seas egoísta, ¡¡compártelo!!

Cristina Santos

Cristina Santos

Social Media Manager

Únete a nuestra tribu, marketing para emprendedores

Si eres autónomo o tienes una pyme y estas iniciandote en el mundo digital, síguenos y te mostraremos como avanzar.

Gracias, ahora ya formas parte de myGruu